Objetivos de la Escuela de Verano ALAIC

La Escuela de Verano de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC) es un espacio de reunión de la comunidad de investigadores en comunicación de América Latina[1]. Su propósito es colaborar con el intercambio científico entre profesores y estudiantes latinoamericanos.

El énfasis principal de esta Escuela de Verano es proporcionar apoyo individualizado a jóvenes estudiantes de posgrado (maestría y doctorado), a través de una variedad de formas de trabajo: paneles de actualización, talleres de retroalimentación teórico-metodológica y asesorías puntuales a trabajos en curso desarrollados por los estudiantes que participan.

Los resultados esperados de la Escuela de Verano son los siguientes:

  • Institucionalizar la Escuela de Verano como una actividad regular con los profesores y estudiantes de las entidades participantes; así como la posibilidad de expansión a otras instituciones;
  • Contribuir al mejoramiento de los proyectos de investigación de los participantes a través del diálogo con los expertos internacionales y con otros participantes del curso;
  • Promover el debate internacional e interdisciplinario de alto nivel en torno a los temas elegidos;
  • Promover la integración entre los Programas de Posgrado en Comunicación de la red de universidades participantes;
  • Promover la creación de grupos de trabajo y redes de investigación internacionales;
  • Divulgar los trabajos mejor conceptuados de cada curso. Publicar un trabajo colectivo (libro o una revista en impreso o digital) que reúna los mejores trabajos de cada curso.

El contenido que ofrece la Escuela de Verano es el equivalente a un curso semipresencial de cuatro créditos, con treinta horas ofrecidas en el aula y treinta horas para la preparación de un artículo, bajo la supervisión de un académico internacional designado para tal fin. El artículo resultante será evaluado por un comité dictaminador creado especialmente para ello. Este curso será impartido en español y portugués, de acuerdo con la lengua principal de los participantes.

Las actividades centrales de la Escuela de Verano son las siguientes:

1) Paneles integrados por los profesores invitados, cuya temática girará en torno a un programa previamente establecido. Su dinámica consistirá en una exposición de cada profesor de entre 15 y 20 minutos, para posteriormente abrir un diálogo en función de las cuestiones presentadas y debatidas por los panelistas, así como por los temas y cuestiones de interés que expresen los alumnos participantes. La participación de académicos en estos paneles puede ser: presencial, mediante conexiones a distancia o videos. Debido a las características de la Escuela de Verano, uno de los paneles deberá dedicarse a metodología de la investigación.

2) Talleres de retroalimentación en los que cada estudiante presentará su proyecto de doctorado o maestría en torno al cual se establecerá un diálogo teórico-metodológico entre estudiante y profesor invitado. Para desarrollar esta actividad, se establecerá previamente una meta de trabajo diaria que orientará la sesión e implicará el desarrollo y presentación de un escrito por cada estudiante.

3) Uno de los resultados finales es que… El propósito final es que cada alumno elabore un artículo para ser difundido, previo proceso de dictaminación. Cada edición de la Escuela de Verano, buscará publicar los mejores trabajos en formato impreso o digital.

[1] Los realizadores de la Escuela de Verano son:  Associação Latino-Americana de Investigadores da Comunicação (ALAIC), Universidade de Brasília (UnB), Universidad de Puerto Rico (Porto Rico), Universidad de la República (Uruguai), Universidade Federal de Sergipe (UFS), Universidade Federal de Rio Grande do Norte (UFRN), Universidade Estadual Paulista (UNESP), Universidad Nacional de Córdoba (UNC) Universidade Federal de Santa Catarina (UFSC), Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), Universidad Andina Simon Bolivar (Bolívia), Simon Fraser University (SFU) e Université du Québec à Montréal. AsimismoAsimismo cumplen funciones de apoyo las siguientes instituciones: Universidad Autónoma de México (UNAM), Universidad Nacional de Río Cuarto, Universidad Autónoma de Aguascalientes, Intercom, Escola Nacional de Administração Pública (ENAP), UNESCO e UNICEF.